China considera túnel subacuático de Rusia a Crimea

Tiempo de lectura: 2 minutos

Ucrania detectó conversaciones reservadas entre empresas rusas y chinas para construir un túnel submarino que conecte Rusia con Crimea con la esperanza de establecer una ruta de transporte que estaría protegida de ataques de Ucrania, según informa en exclusiva The Washington Post del viernes.

Las conversaciones, afirma el Post, responden a crecientes preocupaciones rusas sobre la seguridad de un puente de 18 km a través del Estrecho de Kerch. Es una línea logística clave para el ejército ruso pero ha sido bombardeado dos veces por Ucrania y sigue un objetivo de guerra vulnerable.

Las negociaciones subrayan la determinación de Rusia de mantener su control sobre Crimea, una península que anexó ilegalmente en 2014, así como la creciente dependencia de Moscú de China como fuente de apoyo global.

El humo sale del puente de Crimea, un tramo de carretera y ferrocarril que cruza el estrecho de Kerch para unir Rusia con Crimea, después de que un camión explotara allí el 8 de octubre de 2022. Ucrania reivindicó el ataque

La construcción de un túnel cerca del puente existente enfrentaría enormes obstáculos, según funcionarios y expertos en ingeniería estadounidenses, quienes dijeron que nunca se ha intentado un trabajo de tal magnitud. Estiman que probablemente cueste miles de millones de dólares y lleve años en completarse, al ser en una zona de guerra.

Pero al no haber logrado una victoria decisiva en la guerra, señaló Alexander Gabuev, del Carnegie Russia Eurasia Center (Centro Carnegie Rusia Eurasia), Rusia “enfrenta (el) riesgo de que Ucrania intente perturbar el puente de Kerch durante muchos años más”, dijo en respuesta a una consulta del Post.

El proyecto también plantearía riesgos políticos y financieros para China, que nunca ha reconocido oficialmente la anexión de Crimea por parte de Rusia y cuyas empresas podrían verse atrapadas en las sanciones económicas que Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto a Moscú.

Sin embargo, los correos electrónicos interceptados indican que una de las empresas constructoras más grandes de China ha manifestado su voluntad de participar. Los mensajes fueron proporcionados al Washington Post por funcionarios ucranianos con la esperanza de exponer el proyecto y la posible participación de China. La autenticidad de los mensajes fue corroborada por otra información obtenida por separado por The Post, incluidos archivos de registro corporativo que muestran que recientemente se formó en Crimea un consorcio ruso-chino que involucra a personas nombradas en los correos electrónicos.

Los correos electrónicos que circularon entre los funcionarios del consorcio en las últimas semanas mencionan reuniones con delegados chinos en Crimea. Uno, fechado el 4 de octubre, describe a la Corporación China de Construcción de Ferrocarriles, CRCC, como “lista para garantizar la construcción de proyectos de ferrocarriles y carreteras de cualquier complejidad en la región de Crimea”.

CRCC, una empresa estatal, construyó muchas de las redes de carreteras y ferrocarriles más grandes de China y ha establecido vínculos sustanciales con Rusia en los últimos años a través de proyectos que incluyen una extensión del sistema de metro de Moscú que se completó en 2021. La empresa no respondió a solicitudes de comentarios.

Mesa de prensa de La ONDA

 

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.