A 40 años del triunfo del No

Tiempo de lectura: 3 minutos

El 30 de noviembre de 1980, debería ser fecha patria. Ese día la inmensa mayoría del pueblo uruguayo escribió una página inédita en la Historia, al ganarle a una Dictadura el Plebiscito, que buscaba perpetuar el régimen tiránico. Además de ser un caso único, fue el comienzo del fin del terrorismo de Estado, que posibilitó una apertura posterior con todas las fuerzas sociales y políticas y el retorno a la democracia.

Pienso que los doce años que culminaron con la derrota de la Dictadura, fueron la GESTA ARTIGUISTA DEL PUEBLO URUGUAYO EN EL SIGLO XX. Victoria de carácter nacional protagonizada por centenares de miles de uruguayos, apoyados en el papel de decenas de miles que a lo largo de los años: 1973, 74, 75, 76, 77, 78 y 1979, mantuvieron encendida la llama de la lucha por la libertad

En dicha gesta hay dos momentos claves: la heroica Huelga Heneral de 15 días contra el Golpe de Estado, dirigida por la invencible Convención Nacional de Trabajadores (CNT) y el triunfo del no de noviembre de 1980.

Quiero tener un mensaje de reconocimiento para todos los que hicieron posible dicha gesta, para los asesinados, los torturados, los miles de presos políticos y sindicales, para los desaparecidos y sus familiares, a los decenas de miles que mantuvieron la llama de la lucha durante 7 años y medio y los cientos de miles que hicieron posible el triunfo del NO a la dictadura en 1980, muchos de ellos anónimos pero con nombre y apellido.

Quiero tener un mensaje de agradecimiento para los miles de destituidos y exilados y perseguidos por la Dictadura, desde el que repartió un volante, hizo una pintada o repartió la prensa clandestina, arriesgando su vida. Al que militó en un sindicato, en la Universidad, los liceos, en la cultura y el arte, al que luchó en las peores condiciones en el interior del país. Un cariño en especial a los familiares de los procesados, de los presos, asesinados, desaparecidos y los niños que no fueron ajenos a estos hechos.

Todos los que lucharon de una u otra manera, se merecen un reconocimiento de los historiadores, los comunicadores, los partidos políticos, de la izquierda misma.

Por todo lo expresado anteriormente,  propongo que se declare el 30 de noviembre de 1980: el año de la libertad y de la lucha por la democracia.  

José Pacella, 1º de mayo de 2010.

Así empezaba su blog José el 30 de abril de 2010 en vísperas del 1º de mayo de ese año.

Como hay gente que dice que no había un plan estratégico. Se nos permita discrepar. Hubo un plan estratégico desde mucho antes de la caída de la dictadura. Por eso hubo un Partido que puso toda la carne en el asador.

¿Quién puede dudar del papel que jugaron –no solos por supuesto, porque nunca lucharon solos- los comunistas organizados en la resistencia a la  dictadura?

Lo reconoce el historiador Gerardo Caetano, que no es comunista.

¿Quién puede dudar del triunfo de la táctica y la estrategia del PCU de unidad y convergencia y acción común de todas las fuerzas democráticas?

¿Quién puede dudar del papel de los trabajadores organizados en cada una de las pequeñas y grandes batallas contra la dictadura?

¿Quién puede dudar de la lucha permanente de los estudiantes? También siempre organizados.

¿Quién puede dudar de los aportes que realizaron todos/as los frenteamplistas a la reconquista de la democracia? Basta ver los presos, los torturados, desaparecidos, destituidos, expulsados del país, exilados políticos, perseguidos. Y dentro de ellos el aporte de los comunistas es indiscutible. No se puede seguir negando.

¿Quién puede negar el papel de la prensa clandestina, cuando casi nadie podía decir nada?

¿Quién puede negar el papel jugado por CX 30 la radio y la voz de la resistencia: José Germán Araujo?

¿Quién puede negar el papel jugado por la lucha permanente y organizada de los sindicatos?

Si bien es cierto que el movimiento obrero liderado por los comunistas y sus aliados no pudo frenar el golpe de Estado de 1973, la dictadura nunca logró legitimidad. Y la mejor expresión de que la dictadura no logró legitimidad popular fue el triunfo contundente del NO del 30 de noviembre de 1980.

Por último vuelvo al inicio.

¿Quién puede dudar del protagonismo y el papel histórico jugado por José Pacella, como líder de los comunistas en la clandestinidad? Tuvo un aporte personal incalculable a la táctica y al plan estratégico para poder aislar y derrotar a la dictadura que otros y otras continuaron

Por el Prof. Gonzalo Alsina

La ONDA digital Nº 978 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.