Copiloto, frases mediáticas y los reales indicadores del Grado Inversor

Tiempo de lectura: 4 minutos

Pocas veces cuando compramos algún producto o servicio, estamos dispuestos a escuchar, o pensar, que nuestra decisión fue mala, probablemente porque, efectivamente el uso de los ellos nos resulta satisfactorios o estimulante para nuestra acción cotidiana o en nuestro estado de ánimo.

Anoche, según Equipos Consultores la encuesta de opinión respecto la actuación del gobierno, en medio de la pandemia, volvió a reflejar la aprobación de la acción del gobierno y el presidente electo, con guarismos próximos al 60 por ciento. En particular, la misma registra, entre los empresarios, valoraciones y perspectivas, mas del 50 por ciento son opiniones muy optimistas respecto a su futuro. Incluso otra relacionada con el “clima de negocios” supera alguno de esos niveles de aprobación, más allá de una fuerte contracción de la economía, la perspectiva de no mejora del empleo (que refleja que será “más lenta” de la realidad económica” y pocos, muy pocos, dicen que la contratación de trabajadores, será POCA)

Quienes más han perdido el empleo, han sido jóvenes de nivel socio – cultural medio y bajo y mujeres (el reparto desparejo de las tareas asociadas al hogar, son un elemento adicional para que ellas sean las más afectadas).

En todo el mundo el desempleo es mayor entre los jóvenes y sus niveles salariales son más bajos que el resto de los trabajadores. Una parte se lo adjudican a los problemas educativos, pero los problemas del empleo vienen desde antes, donde, como dice el consultor Pablo Roselli, los “salarios altos” determinan, que las empresas no quieran contratar con esas condicionantes salariales (es malo que el poder adquisitivo de los trabajadores suba – o sea, tenemos identificado un responsable claro desde este ángulo: El salario alto de los trabajadores. (encuesta a 308 ejecutivos de grandes y medianas empresas del país)

Horas después, bajando de un avión de la FAU, el presidente dijo “si no somos solidarios en cuidarnos, habrá menos empleo, y será difícil parar la olla” … siguiendo la línea que la “libertad responsable” , las “perillas” son igual al éxito de su gestión, la no solidaridad y cada unoes responsable de que sea difícil tener empleo y parar la olla” … incluso, respaldando la decisión de no recontratar periodistas en los medios públicos, deslizó “falta alguno mas”, en broma, claro.

Pero, los empresarios, no mastican vidrio, la demanda es baja y ahí vamos al segundo punto, HAY QUE CUIDAR EL DEFICIT FISCAL … y por tanto la recuperación de la economía será mas lenta de lo imaginado y “los cambios macros que la economía está procesando, son una buena noticia, que va a ayudar a crecer, aun a porcentajes bajos”. Aquí tenemos un segundo enemigo identificado: El déficit fiscal.

En paralelo, el propio presidente al bajar del avión señala, que hoy LOS INDICADORES QUE DISTINGUEN AL PAIS Y LE DAN RAZON AL GRADO INVERSOR ES LA GESTIÓN DE LA PANDEMIA. Chocolate por la noticia. O sea, que mucho de lo forjado a los largo de los últimos años, y que son parte de la “herencia” son sustento del “grado inversor”. Por mencionar solo algunos, quizás de los más evidentes a primera vista:

– el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud, el Sistema Nacional del Cuidados,
– las herramientas que dio el MIDES para trabajar con los sectores más desfavorecidos, EN PARTICULAR TENERLOS IDENTIFICADOS Y CONTAR CON INSTRUMENTOS DE LA INCLUSIÓN FINANCIERA,

– el amplio tendido de fibra óptica en el país, plataforma sobre la cual funcionó el CEIBAL y las posibilidades del Teletrabajo,
– crecimiento de poder adquisitivo del salario y las jubilaciones que crecieron por 16 años, duplicándose en relación al 2005,
– territorialización de la enseñanza media, y superior en todo el país, UDELAR, UTEC particularmente, así como la reconversión de la UTU.

– estructuración de institucionalidad como ANII, ANDE, URUGUAY TRANSFORMA,
– diversificación de mercados y productos para la producción nacional
– fortalecimiento de los niveles de asociatividad público – privado,
– mucho mayor presencia de oferta y calidad turística, más allá de la tradicional “faja costera” y al lo largo de todo el año.

– estímulo a la generación de redes sociales por décadas, que permitieron la inmediata reacción de múltiples acciones solidarias, en particular de las “ollas”, que aportan comida a los sectores más afectados por la pandemia, que canalizaron no solo las tradicionales formas de actuación sindical, sino otras formas del conjunto de la sociedad, y en algunos niveles del gobierno y sus organismos.

En el día de la Industria, no por casualidad, el presidente de la Cámara de Industrias, hizo explícita la satisfacción con el rumbo del país, aunque todavía faltan alguna “perillas” para estar plenamente complacido. Seguramente eso es así, pues nota que la mayoría de las acciones que se vienen implementando se alinean con la Plataforma de la Confederación Empresarial creada a mediados del lustro pasado y que me hacer recordar aquellos carteles que nos daban tranquilidad en los locales de alojamientos y gastronómicos “atendido por sus propios dueños”.

“Así está al mundo amigos”, nos decía al final su labor informativa cotidiana, un viejo comunicador, que por estos días volvemos a tener en Televisión Nacional.

Efectivamente, las fortalezas por la que hoy Uruguay es mirado desde diversos puntos del planeta, como un “rara avis”, además de ganar 3 a 0 en Barranquilla, después de no sé cuantos años, son los aspectos que se señalaron en la discusión de la LUC, en los debates parlamentarios sobre la implantación de UPM2, y en el proceso de Ley de Presupuesto. Es justamente en las fortalezas que importan hoy en el mundo para valorar los países, LO URGENTE ES LA GENTE, no el déficit fiscal, todos coincidimos que hay que mantenerlo bajo la mira y los cuidados de todos.

Pero también se ha advertido desde el 13 de marzo, no puede ser la “perilla” principal a la hora de analizar la economía. Hacer un AJUSTE FISCAL EN MEDIO DE LA PANDEMIA , no nos hará fortalecer los indicadores por los cuales el país hoy, y para bien de todos los uruguayos se destaca.

Hoy todos responsablemente debemos contribuir a sobrellevar la pandemia de la mejor forma, gobierno y oposición. Las batallas electorales ESTÁN LEJOS, no cometamos el error que seguir en campaña electoral, seamos capaces de general ámbitos en que todos, en la medida de sus posibilidades y responsabilidades podamos aportar, más allá del distanciamiento físico, el lavado de manos, el USO DE TAPABOCAS.

 

Por Benjamín Liberoff 

La ONDA digital Nº 977 (Síganos en Twitter y facebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADAS

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.