No es un boleto (Carta al intendente II)

Tiempo de lectura: 2 minutos

De las declaraciones públicas del Intendente, quedó contestada la última pregunta de mi Carta abierta: las frecuencias de los buses las fijan las Empresas. Mantendré mi estilo buscando ubicar este asunto en la profundidad que merece, sin adjudicar intenciones. La fijación de frecuencias se hace desde un componente fijo, no cuestionado, el tamaño de los buses. Así, en las horas pico la demanda se atiende aumentando las frecuencias. Cuando la primera baja, se resuelve disminuir la segunda, para evitar textualmente, “ómnibus con cuatro pasajeros.”

Pero simultáneamente se evita disponer transporte adecuado para esos “cuatro”! Si el análisis se hace suponiendo una prestación con buses más chicos, habría que poner más en las horas pico, pero estos podrían mantener las frecuencias en otros horarios.

Considerando esta opción (aunque cabe también la combinación con los “grandes”) los buses más chicos son la solución a la ecuación compleja que deviene implícitamente del articulo-carta. Son la respuesta optimizada tomando en cuenta la mayoría de parámetros : el costo de mantenimiento de la red vial y su señalamiento, buena parte de las distorsiones del tránsito y la necesidad del control y su operación. Los riesgos de integridad física de usuarios y demás transeúntes. Los costos directos e indirectos derivados de accidentes de tránsito. Asimismo a la polución sonora y física sobre ciudadanos y edificaciones de los motores con combustibles fósiles.

Carta abierta (l), al intendente de Montevideo: Movilidad y transporte humano en la metrópolis. Aquí

De la observación en vivo puedo agregar (lo que es tarea de los técnicos responsables, institucionales o no) otros argumentos provenientes de la comparación. Hay paradas cuyos buses de líneas, como la del hospital Pereira Rossel, en que se alinean en casi una cuadra esperando aborden, paguen y se ubiquen, cantidades de usuarios proporcionales a su capacidad…mientras los estacionados atrás esperan turno. Este tiempo muerto de viaje contribuye (no es el único) a que desde Pocitos hasta Ciudad Vieja el viaje puede durar.. casi una hora! Y no incluimos el componente prioritario según el discurso oficial; la incomodidad e inseguridad de subir a vehículos con rodados y alturas de piso también acordes a su tamaño.

Parece claro que esta propuesta sí prioriza al ciudadano. No obstante, seguiré bregando por la complementación y gradual sustitución de los medios de movilidad y transporte urbano por otros de avanzada aportando a un sistema multimodal integral. Mientras aguardamos pacientemente que aparezca la generación que lo implemente, se puede mejorar la sobrevida de este sub-sistema de transporte colectivo en crisis terminal, siempre desde un abordaje ideológico que sustente el desarrollo de una sociedad mejor.

Por el Arq. Luis Fabre

La ONDA digital Nº 821 (Síganos en Twitter y facebook)

(Síganos en TwitterFacebook)
INGRESE AQUÍ POR MÁS CONTENIDOS EN PORTADA

Las notas aquí firmadas reflejan exclusivamente la opinión de los autores.